Lámpara de neón

La palabra neón viene de los “neos griegos” que significa “nuevo gas”

La lámpara de neón fue descubierta en 1898 por el químico francés George Claude, cuando vio un resplandor que producía la corriente eléctrica al pasar a través de un tubo lleno de gas neón es decir es una lámpara de descarga de gas en en forma de un tubo de vidrio lleno de gas neón a baja presión.

El origen del tubo de neón también llamado tubo de descarga, podemos situarlo sobre el año 1.855 en el entonces llamado “Tubo Geissler”, de Henry Geissler, un soplador de vidrio alemán.

La presentación que normalmente se encuentra es la tipo NE-2, de aproximadamente 3 cm de longitud, muy fácil de identificar porque aparece todavía en algunos artefactos electrodomésticos como luz piloto. Éste dispositivo se puede conectar a corriente de 120/240VAC.

Funcionamiento de una lámpara de Neón

El neón es un elemento químico de número atómico 10 y símbolo Ne. Es un gas noble, incoloro, prácticamente inerte, presente en trazas en el aire, pero muy abundante en el universo, que proporciona un tono rojizo (no es un color) característico a la luz de las lámparas fluorescentes en las que se emplea.

Un Ion de neón recoge un electrón del electrodo negativo cambiándolo de nuevo a gas neón normal. Éste proceso produce un fotón de luz que es el que vemos como un resplandor en el terminal negativo. Cuando el proceso se desarrolla en corriente alterna son los dos terminales los que emiten un resplandor, 60 veces por segundo.

La lámpara de Neón NE-2 se dispara a +/- 90v AC o DC, Reduciéndose inmediatamente el voltaje 60 V. Esto significa que continua permitiendo el paso de la corriente pero a menor voltaje. Esta característica se conoce como resistencia negativa. Este estado se mantiene hasta que el voltaje caiga por debajo de los 50v aproximadamente en que deja de conducir.

Esta propiedad permite a las lámparas de neón ser utilizadas, con ayuda de resistencias y condensadores en, por ejemplo, circuitos osciladores. Al ser un dispositivo que sólo permite conducir corrientes muy pequeñas, se coloca en serie con uno de sus terminales una resistencia limitadora de corriente de 100~120K. Sin esta resistencia la lámpara de neón se daña.

Nos referimos a las lampara con la palabra neón, con independencia del gas que contenga. En una lampara de neón los átomos del gas son estimulados por una corriente eléctrica de alto voltaje que pasa a través del tubo de un extremo a otro. Si el gas es neón emite una luz de color anaranjado. Si es helio produce una luz de color rosado/violáceo, el argón emite el color añil, el criptón emite el color violeta y el xenón verde azulada. La mezcla de algunos gases redunda en al emisión de otros colores. También puede conseguirse como resultado de instalar un revestimiento en el interior de los tubos fabricados con materiales sólidos que relucen con sus propios colores.

Aplicaciones

Buscapolos

Iluminación decorativa, display numérico

Lamparas de Neón
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.